Archivo de la categoría: Orientaciones

EL AJEDREZ COMO IMPULSOR DEL PENSAMIENTO

Jugar al ajedrez es jugar a pensar

Partiendo de la teoría de las inteligencias múltiples y la enseñanza para la comprensión, Adriana Salazar, ha creado el método “ajedrez en el aula” donde este deporte se convierte en un gimnasio mental ideal para fomentar las habilidades sociales y cultivar los valores…
Dice, que jamás ha encontrado un niño al que no le gustara el ajedrez si lo ha aprendido jugando.
Este juego desarrolla: atención, concentración, imaginación, proyección, memoria, planificación, rigor mental, análisis e intuición.
ajedez_apptua

Cuéntame otro cuento

1.- Hablar de afecto: “No hay dos iguales” . Este libro es una búsquedaNo hay dos iguales por diferentes lugares y momentos de algo importante para todos (los besos). nos ayuda a disfrutar de la vida, nos reconforta y nos reconcilia con nuestra esencia humana, (Kalandraka)

2.- Ser diferente: “Azul”. Una hormiga se descubre azul entre todas sus compañeras negras. esta historia explora la subjetividad de cómo cada uno tiene una forma de ver el mundo. (La Granja de Papel)

3. Ciencia pequeña: “Bestiario”. Esta muy bien documentado y lo ha traducido un biólogo, responde preguntas y plantea otras. (Libros del Zorro Rojo)

labella
4.- Sin estereotipos: “La Bella durmiente”. Una oportunidad para los clásicos sin princesas sumisas ni la belleza como valor supremos. (Cuatrotuercas)

5.- Humor para padres: “El Rey de la Casa”. Nos gusta pensar también en los adultos que leen cuentos a los niños. Es un momento especial en el día y en su comunicación. (Blackie Books)

salavje
6.- Los mayores no siempre tienen razón: “Salvaje”. Esta historia apoya a los niños frente e los adultos. (Libros del Zorro Rojo)

7.- La historia (por fin) la narran ellas: “Coco Chanel”. Basta de princesas. Hay personajes contemporáneos que también son héroes, y es importante que a los niños les suenen sus nombres. (Alba)

la-abuela-durmiente-C_01
8.- La enfermedad existe: “La Abuela Durmiente”. Cuando se quiere mucho, no hay que temer contar la verdad, basta con hacerlo de la forma adecuada. (Kalandraka)

9.- El esfuerzo: “El Niño que Pudo Hacerlo”. Debería ser obligatorio contar este cuento a todos los niños del mundo. (Eloy Moreno)

¡¡¡FELICES LECTURAS!!!

EFECTOS DE LA MÚSICA EN EL CEREBRO DE LOS NIÑOS

Si ya estáis en nuestro colegio, sabéis lo importante que es para nosotros el desarrollo musical y que es un área que trabajamos en profundidad, desde que se funda el colegio.
El sistema educativo actual se empeña “en restar importancia a materias como esta y/o las artes plásticas”. Nosotros no consentiremos que desaparezcan de nuestro currículo educativo, porque a parte de nuestra experiencia siguen apareciendo referencias científicas que nos abalan…
Os acercamos a este artículo que apoya nuestro criterio.
Como dice el profesor Gustavo Osuna, la música es un elemento esencial en el desarrollo y aprendizaje de los niños/as. No sólo les ayuda a relajarse, si no también a desarrollar su memoria y coordinación desde que son bebés.
Los niños que crecen escuchando música, cantando canciones, y moviéndose al ritmo de ellas gozan de un mejor sistema sensorial, creando mayor número de enlaces en las conexiones neuronales del cerebro.
Ya hay numerosos estudios que demuestran el crecimiento de estas conexiones, provocando:
– Un aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración.
– Mejora de habilidad para la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento complejo.
– Los niños se expresan mejor.
– Al combinar la música con el baile, se estimulan los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular.
– Se incrementa la creatividad y la imaginación.
– Se enriquece el intelecto.
– Hace que los niños interactuen más entre sí.
– Aumenta su autoestima.
La música tiene un efecto muy importante en:
Emociones: la música suave ayuda a calmarlos, mientras que la música creativa ayuda a activarlos.
Inteligencia: recibir estímulos a través de la música hace que las neuronas funcionen en el cerebro y, mientras más neuronas se desarrollen, más fácil será para los niños aprender nuevas cosas y desarrollar nuevos talentos.
Memoria: pueden acordarse de músicas que han escuchado ya desde los 3 meses de vida. Les ayudará a recordar como hacer ciertas cosas, es decir, si aprenden cualquier tipo de tarea mientras escuchan música favorece que cuando la vuelvan a oír, recuerden la tarea realizada y por tanto les sea más fácil reproducirla.
Lenguaje: el entendimiento y el lenguaje mejoran por la habilidad de procesar información más rápidamente. Esta habilidad se consigue al entender los sonidos variados que se crean en el lenguaje cuando hablan. Los niños que escuchan música se acostumbran a diferenciar sonidos complejos, que le ayudarán a discernir los lenguajes.
Salud: tiene un impacto muy poderoso en la salud. La música ayuda a restaurar las respiraciones, lo que calma físicamente y ayuda con la presión arterial y los latidos cardíacos. También tiene el efecto de aliviar el dolor y promover una mejora física general.
El impacto de la música se ve todos los días… manipula nuestro estado de ánimo, enriquece nuestras vidas y envuelve nuestras mentes.
cerebro-y-musica

AHORA MÁS QUE NUNCA RESALTAMOS LA NECESIDAD DE COGER BIEN EL LÁPIZ

¿Crees que coges bien el lápiz? ¿Y tu hijo?

Con demasiada frecuencia nos encontramos
que algunos de nuestros pequeños cogen el lápiz o las pinturas de forma
incorrecta. La mayoría de ellos cometen este error que resulta difícil de
corregir. Por ello se hace imprescindible el apoyo del ámbito familiar.

Presion I

Para que el niño coja bien el lápiz primero lo invitaremos a pensar en cómo realizar la pinza. Tenemos que tener en cuenta que lo cogemos con los dedos pulgar e índice, como si realizáramos el piquito de un pájaro, y después lo apoyamos sobre el dedo corazón. Los dedos que cogen el lápiz deben estar convenientemente separados de su punta, de manera que quede espacio para el anular y el meñique, lo que permitirá a la mano moverse con comodidad. Mientras, la mano que descansa, sujeta el papel.

La postura también cuenta. No tiene que haber tensiones en los hombros o los brazos, para ello se deben sentar derechos en la silla, con la espalda recta y los pies pegados al suelo (cuando sea posible). La mesa no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja.

Aprender a coger el lápiz de forma adecuada es más
complicado de lo que parece. Requiere un buen control de la motricidad fina y ésta se puede ejercitar de manera divertida para los niños. A continuación os proponemos una serie de actividades con material de la vida cotidiana que les ayudarán a fortalecer este tipo de motricidad y que podéis realizar en casa.

  • Abrir y cerrar pinzas de madera utilizando los dedos pulgar e índice.
  • Rasgar hojas de revistas utilizando los dedos pulgar e índice de ambas manos.
  • Enroscar y desenroscar tapas y tapones de diferentes envases.
  • Abrochar y desabrochar botones y automáticos.
  • Meter monedas en una hucha.
  • Coger con pinzas objetos pequeños y ponerlos en otro recipiente.
  • Coger con una cuchar legumbres y ponerlas en otro recipiente.
  • Pasar hojas de una revista o un libro.
  • Poner clips en un montón de hojas para sujetarlas.
  • Modelar plastilina o arcilla.
  • Picar con un punzón.
  • Utilizar lápices y pinturas triangulares.